ODS 7 Energía Asequible y No contaminante

La energía es fundamental para casi todos los grandes desafíos y oportunidades a los que hace frente el mundo actualmente. Ya sea para el empleo, la seguridad, el cambio climático, la producción de alimentos o para aumentar los ingresos. El acceso universal a la energía es esencial.




Temas en esta sección: ODS metas - Por qué es importante - PNUD: innovación -  3,5 mill kWh/año-queso - 

Trabajar para alcanzar las metas de este objetivo es especialmente importante ya que afecta directamente en la consecución de otros objetivos de desarrollo sostenible. Es vital apoyar nuevas iniciativas económicas y laborales que aseguren el acceso universal a los servicios de energía modernos, mejoren el rendimiento energético y aumenten el uso de fuentes renovables para crear comunidades más sostenibles e inclusivas y para la resiliencia ante problemas ambientales como el cambio climático.


El acceso a tecnologías y combustibles menos contaminantes para cocinar aumentó al 57,4% en 2014, poco más que el 56,5% registrado en 2012. Más de 3000 millones de personas, la mayoría de Asia y África Subsahariana, todavía cocinan con combustibles muy contaminantes y tecnologías poco eficientes.
En la actualidad, más de 3000 millones de personas, el 50% de ellas de África Subsahariana, todavía cocinan con combustibles muy contaminantes y tecnologías poco eficientes. Afortunadamente, la situación ha mejorado en la última década: la proporción de la energía renovable ha aumentado respecto al consumo final de energía gracias al uso de fuentes de energía como la hidroeléctrica, la solar y la eólica, y la proporción de energía utilizada por unidad de PIB también está disminuyendo.
Sin embargo, el avance en todos los ámbitos de la energía sostenible no está a la altura de lo que se necesita para lograr su acceso universal y alcanzar las metas de este Objetivo. Se debe aumentar el uso de energía renovable en sectores como el de la calefacción y el transporte. Asimismo, son necesarias las inversiones públicas y privadas en energía; así como mayores niveles de financiación y políticas con compromisos más audaces, además de la buena disposición de los países para adoptar nuevas tecnologías en una escala mucho más amplia.


Datos destacados
* 13% de la población mundial aún no tiene acceso a servicios modernos de electricidad.
* 3000 millones de personas dependen de la madera, el carbón, el carbón vegetal o los desechos de origen animal para cocinar y calentar la comida.
* La energía es el factor que contribuye principalmente al cambio climático y representa alrededor del 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.
* La contaminación del aire en locales cerrados debido al uso de combustibles para la energía doméstica causó 4,3 millones de muertes en 2012, 6 de cada 10 de estas fueron mujeres y niñas.
* En 2015, el 17,5% del consumo final de energía fue de energías renovables.


La energía es el factor que contribuye principalmente al cambio climático; representa alrededor del 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero -GEI-.

¿Por qué?
Nuestra vida cotidiana depende de servicios energéticos fiables y asequibles para funcionar sin trabas y de forma equitativa. Un sistema energético bien establecido apoya todos los sectores: desde las empresas, la medicina y la educación a la agricultura, las infraestructuras, las comunicaciones y la alta tecnología. Y a la inversa, la falta de acceso al suministro de energía y a sistemas de transformación es un obstáculo para el desarrollo humano y económico.

Yo tengo acceso a electricidad. ¿Por qué debería importarme este objetivo?
Durante muchos decenios, los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo o el gas han sido las principales fuentes de producción de electricidad, pero la quema de combustibles con alto contenido en carbono
produce grandes cantidades de gases de efecto invernadero, que contribuyen al cambio climático y tienen efectos perjudiciales para el bienestar de la población y el medio ambiente.
Esto afecta a todos, y no solo a unos pocos. Además, el consumo de electricidad a nivel mundial está aumentando rápidamente.
En pocas palabras, sin un suministro estable de electricidad, los países no podrán impulsar sus economías.

¿Cuántas personas viven sin electricidad?
Más de 1.200 millones de personas —una de cada cinco personas de la población mundial— viven sin electricidad.
La mayoría se concentra en una docena de países de África y Asia.
Sin electricidad, las mujeres y las niñas tienen que dedicar horas a ir en busca de agua, las clínicas no pueden almacenar vacunas para los niños, muchos escolares no pueden hacer los deberes durante la noche y los empresarios no pueden dirigir empresas competitivas.
Otros 2.800 millones de personas dependen de la leña, el carbón vegetal, el estiércol y la hulla para cocinar y calentarse, lo que provoca más de 4 millones de muertes prematuras al año por contaminación del aire en locales cerrados.

¿Cuánto costaría pasar a una energía más sostenible?
El mundo debe triplicar su inversión anual en infraestructuras de energía sostenible y pasar de los 400.000 millones de dólares actuales a 1,25 billones de dólares en 2030.
Las regiones con mayor déficit energético, a saber, África Subsahariana y Asia Meridional, necesitan nuestra ayuda para mejorar el acceso a la energía. Ello incluye hacer mayores esfuerzos para encontrar alternativas limpias, eficientes y asequibles a las cocinas que son perjudiciales para la salud.

¿Qué podemos hacer para solucionar estos problemas?
Los países pueden acelerar la transición a un sistema energético asequible, fiable y sostenible invirtiendo en recursos energéticos renovables, dando prioridad a las prácticas de alto rendimiento energético y adoptando tecnologías e infraestructuras de energía no contaminante.
Las empresas pueden mantener y proteger los ecosistemas para poder utilizar y desarrollar fuentes hidroeléctricas de electricidad y bioenergía, y comprometerse a satisfacer el 100% de sus necesidades operacionales de electricidad a partir de fuentes de energía renovable.
Los empleadores pueden reducir la demanda interna de transporte dando prioridad a las telecomunicaciones, e incentivar los modos de transporte de menor consumo energético, como el transporte ferroviario, por encima del transporte aéreo o por carretera.

Los inversores pueden invertir más en servicios de energía sostenible, introduciendo rápidamente nuevas tecnologías en el mercado a partir de una amplia base de proveedores.
Todos podemos ahorrar electricidad enchufando los aparatos, incluido el ordenador, en una regleta, y pagándolos completamente cuando no se usan. También podemos ir en bicicleta, caminar o utilizar el
transporte público para reducir las emisiones de carbono.



El desafío: poner la innovación al servicio del desarrollo humano.

Una clínica médica rudimentaria que sirve a un barrio pobre superpoblado. Un asentamiento en expansión para familias desplazadas. Un polvoriento centro urbano marcado por años de conflicto.
En algunas zonas de Libia donde el conflicto ha destruido la infraestructura básica, todavía brilla el sol y la energía solar es una solución natural a los frecuentes apagones. Se han conectado quince hospitales a paneles que abastecen de electricidad a cada instalación, desde las salas de maternidad hasta el equipamiento en los quirófanos. En el Centro de Salud Renal de Bengasi, la tecnología está salvando vidas al proporcionar energía ininterrumpida a las máquinas de diálisis y otros equipos básicos. Las tecnologías móviles también se están aprovechando para dar respuesta a desastres naturales y otras emergencias ... La tecnología de drones es una herramienta transformadora para el desarrollo ... Gracias a las fotografías aéreas de alta resolución tomadas por drones, se están creando mapas de los asentamientos de refugiados que muestran cómo se está utilizando el terreno y en dónde hay riesgos ... Descentralización de las economías ... blockchain para fines de desarrollo ... 

Una de las principales ventajas del PNUD son sus sólidas alianzas con otros organismos de las Naciones Unidas, gobiernos y entidades de la comunidad del desarrollo. Estas alianzas nos ayudan a intensificar el impacto de nuestro trabajo y siempre representan una oportunidad para aprender. más ...  

Cómo Uruguay se convirtió en una potencia de energía eólica.
Cuando se trata de la generación de energía renovable, Uruguay es una gran historia de éxito.
La nación en desarrollo pasó de no tener prácticamente ninguna generación de energía eólica en 2007 a convertirse en un doble récord mundial en menos de una década. Para 2013, estaba recibiendo la mayor parte de la inversión en energía limpia como porcentaje del PIB, y en 2014, instaló la mayor cantidad de energía eólica per cápita de cualquier país. A mediados de 2015 , el país había instalado 581 megavatios (MW) de capacidad eólica, proporcionando un promedio del 17 % de la generación eléctrica total durante el año. La energía eólica tiene un costo competitivo en la nación y está desplazando a la generación de combustibles fósiles más cara. sic

_____________________________________ 


Albertville genera 3,5 millones de kWh gratis al año, ¿cómo? ¡La respuesta esta en el queso!

Albertville, es el pueblo francés que obtiene energía del queso. La fabricación de este lácteo ayudó a reducir la factura de la luz de 1.500 casas.

Para hacerlo la empresa Valbio, encargada de producir esos productos, colocó en Albertville una planta que procesa los elementos sobrantes del queso, llamados lactosueros, estos ayudan a generan gas metano, mientras que todos los fabricantes de la zona envían sus elementos residuales a la central que tiene esta compañía en la localidad.
Como primera etapa separan el líquido que se llama permeado: “este paso distingue lo aprovechable para nuevos productos de lo no alimenticio, que -junto con las aguas de la propia planta- se envía al piso de tratamiento. “Aquí se divide de nuevo en dos etapas. Una de degradación de la materia orgánica por metanización, donde se produce biogás, y otra de tratamiento de la materia orgánica residual, del nitrógeno y del fósforo por tratamiento aeróbico. Los líquidos residuales, procesados, se descargan al medio ambiente, llegando mayoritariamente a uno de nuestros ríos, el Isère”, afirma Beraud.
El biogás que se produce es enviado a una unidad de cogeneración donde se convierte en energía. Posterior a este proceso se puede vender y suministrar a la red eléctrica y al conducto de agua que ayudan a alimentar las 1500 casas mencionadas y la propia planta. Este proceso es un círculo de reutilización que empezó desde el 2009 y que ahora es un modelo para otros países.

De acuerdo con los responsables de la iniciativa, uno de los objetivos era independizarse del mercado:
- En este periodo parecen haberlo logrado: con las sobras de su producción y el tratamiento de Valbio han generado de media tres millones de kilovatios por hora al año de electricidad y 3,5 de agua caliente, con una tasa de depuración del 99% en el agua resultante. Suficiente para abastecer 1.500 hogares (nada mal para una población que consume de media, tal y como apuntaba el Instituto Español de Comercio Exterior, 26,4 kilos por persona).
- Otras empresas especializadas realizaron este tipo de adaptación en sus plantas de queserías pero Valbio es la única con más de 15 referencias en el sector de la industria de transformación lechera.
- Cada mañana se recoge la leche. Con 400 litros se hacen 40 kilogramos de queso: lo que sobra es el suero que posterior será el combustible para los hogares y la fórmula para atajar el derroche alimenticio. Este modelo comienza a replicarse más allá de esta provincia que además de ser conocida tradicionalmente por sus deportes de invierno ahora es reconocida por su revelador sistema de crear energía.

 sic Fuente Exponews   video en francés, subtitulado en inglés

__________________________________ 

Aportes de la tecnología LED al ODS 7 
Más personas que nunca usan energía eléctrica y la proporción de la población mundial que tiene acceso a este servicio aumentó al 89% en 2017, teniendo en cuenta que el 87% de las personas que no disponen de energía eléctrica actualmente viven en zonas rurales.

La iluminación LED es esencial para contribuir a la eficiencia energética, debido a sus beneficios ya probados al ofrecer una mejor calidad de iluminación con una gran ahorro de energía, al tiempo de contribuir a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Gracias a la iluminación LED vinculada a la energía solar en estas regiones, la calidad de vida de las personas aumenta, por lo que crece la cantidad de posibles actividades nocturnas, así como una mejora en la sensación de seguridad.

Es esencial promover una transición energética que no solo sea sostenible sino también justa, sin dejar a nadie atrás. más info

Comentarios

Entradas populares de este blog

Qué contiene este blog

ODS 8 Trabajo decente y Crecimiento Económico

Salud - ODS 3